Tengo caritas de colores

 

Y aquí estoy pintando de caritas el horizonte

una para ti

dos para aquel

y otra para quien ande en apuros

necesitado.

Tengo caritas de colores

para amaneceres tristes

atardeceres de lluvia

o para temporada de tornados.

Tengo caritas

pequeñas

medianas minúsculas

danzarinas

atropelladamente cultas

bilingües

matemáticas

literatas

poco o nada preparadas

más todas

repletas de fe

figurando un tiempo mejor.

Tengo caritas de sueños

de amor

de besos

de nostalgias

y encuentros

pareciera mentira

más no cuestan nada

extiende tu mano

aquí están

para ti.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

"Llorar no cuesta" y "La trampa", dos novelas cubanas

El treinta es el número mágico

Yo, tú

El aché lo tiene Teresa, capítulo 2

El verano es muy caliente en Cuba, capítulo 3