Mujer de Cuba, poema dedicado a mi tía Clara


Y la luna llegó tendenciosa
con sus colores de mujer de Cuba,
lista pa poner la mesa
 aunque haya hambre
aunque el café sea hoja de naranja hervia'
 y una cuchara' de azúca'

Ay la luna
hecha mujer de Cuba
trabajadora
y de aguante
pa curar las lombrices
con hojas de albahaca
y el dolor de cabeza y el mal de estómago
y el hambre.

Ay la luna cantarina
de voz fina
parada frente a la batea
con hambre.

Mujer de Cuba
guerrera
de manos tiernas
cuando el amor hace
cuando pare a los hijos
cuando atiende a la madre.

Ay que trae la luna un cascabel
de alegría
a pesar de las horas bajo el ardiente sol
pa dar de comer al hijo
pa dar de comer a la hija.

Ay la luna,
mujer de Cuba
bajo el ciclón platanero
bajo el viento
bajo el hambre
con su pisada firme
con su mente clara
con su corazón gigante
sembrando de rosas la mesa
luchando de rosas
la calle.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

"Llorar no cuesta" y "La trampa", dos novelas cubanas

Yo, tú