No señor, los desinfectantes no pueden usarse hacia el interior del cuerpo



No, los desinfectantes y otros productos afines no se inoculan en el cuerpo de ningún enfermo porque en caso de hacerse se cumpliría el proverbio popular de que fue peor el remedio que la enfermedad. Acoto tampoco deben usarse en el exterior de ningún cuerpo animal con fines terapéuticos.

El nuevo coronavirus ha exacerbado una tendencia peligrosa, la de la desinformación por un lado y la de la especulación por otra. Sobran artículos en Internet, que deberían ser automáticamente desechados, que especulan sobre el surgimiento del covid 19 sin tener ninguna base científica, pero a la que muchos se sujetan como paliativo ante sus miedos.

Es un retorno a la edad de las cavernas o al momento en que los primeros humanos no podían explicar fenómenos tan naturales como la sucesión de los días y las noches, por solo citar un ejemplo, y entonces comenzaron a adorar a un dios, a una piedra, al fuego con tal de encontrar alivio a sus preocupaciones y recelos.

¿Por qué ocurre esto? ¿Por qué? Es el ser humano, es su manera de responder ante el pánico, ante las situaciones extremas, ante lo desconocido. Para bien o para mal lidiamos con eso a diario, solo que ahora y debido a la pandemia, lo vemos a una escala superior, casi que sin control.

Y lo peor es que hay figuras públicas, líderes, gobernantes que en alguna medida se han hecho eco de esos barbarismos.

Citarlos no tiene sentido, eso no cambiaría el curso de la historia que según los expertos se está acelerando sin que podamos evitarlo. Sí, acelerando. Una idea tan abstracta como real que el intentar comprenderla a cabalidad, a no pocos nos puede causar dolor de cabeza.

Al buscar en el diccionario de la RAE el significado de la palabra desinfectante, esta herramienta no me ayuda mucho porque apenas me da una línea y yo esperaba todo un tratado científico y/o filosófico… (me doy el lujo de bromear).

Desinfectante quiere decir y así aparece en el diccionario mencionado “que desinfecta o sirve para desinfectar”. Es decir, no cura, no sirve para sanar. Porque de haber tenido ese significado ahí estaría. 
 ¿O no?

Veamos que dice esta herramienta online sobre otra palabrita tan necesaria en este momento: medicamento. Y cito:

medicamento

Del lat. medicamentum.
1.       m. Sustancia que, administrada interior o exteriormente a un organismo animal, sirve para prevenir, curar o aliviar la enfermedad y corregir o reparar las secuelas de esta. 

Definitivamente los humanos necesitamos con urgencia un medicamento eficaz que combata al covid 19 ya sea una vacuna para inmunizarnos o como tratamiento para aliviar los efectos adversos del virus y que se puedan salvar más vidas.

Pero, no, no señor, no inocule ni use externamente ningún desinfectante en seres vivos. Más bien ahórrelo y empléelo eficientemente en la limpieza de objetos y superficies.  Ah y no olvide usarlo de manera segura, siguiendo rigurosamente las indicaciones del fabricante.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

"Llorar no cuesta" y "La trampa", dos novelas cubanas

María Magdalena y el huracán

José, el limpiador (del libro Hashtag Cuentos)