Pérdida


Pérdida

Sobre la ciudad
desperdigadas las almas
vuela el insomnio
mientras en arrebato te busco
pero, no estás
nunca estuviste
ni estarás.

Ahora es peor
tras los balcones los ojos
tras las ventanas los ojos
fustigando
la angustia de la espera
ahora solo somos  el unicornio y yo
en soledad.

Sobre la ciudad el repaso
idiota
de la muerte
preguntando quien da más
por la cofradía
de la monja
y la Santa del dolor
por las lágrimas
quién da más
por los que ya no estarán
quien da más.

Democracia de aguinaldos
y mentiras
libertad que cobra el precio
del niño que perdió a la madre
y de la prostituta
que por corpiño ahora solo ojos lleva.

Democracia y libertad de movimientos
en esta ciudad cansada
mientras te busco
y me convenzo de nuevo
que no estás
que no estarás.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

"Llorar no cuesta" y "La trampa", dos novelas cubanas

María Magdalena y el huracán

José, el limpiador (del libro Hashtag Cuentos)