Hiperconectada


Hiperconectada

Hiperconectada
en ese afán humano
por lo humano.
Lluvias de estrellas marchitas
cambiantes
estrepitosamente muertas
como la sed
y el olivo
y la rosa
muertas
porque hizo frío
y faltaron las palabras
sobraron las ausencias.

El tiempo corrió a contracorriente
alzado por las manitas de un niño
sin entender
que la inocencia puede perderse
hoy también.

Me espera en la esquina, una bruja
mientras
los perros regurgitan
dolor
fatiga
en este afán de los humanos
por lo humano.

Camino una calle
dos
me aferro al kilómetro cincuenta
y una selfie imprudente abofetea mi cara
en
esta ciudad hambrienta
de palabras apagadas
de ausencias:
hiperconectada.



Comentarios

Entradas más populares de este blog

"Llorar no cuesta" y "La trampa", dos novelas cubanas

María Magdalena y el huracán

José, el limpiador (del libro Hashtag Cuentos)