Entrada destacada

Mi gran obsesión



Del libro El regreso

Vengo de lejos, de donde los seres somos lo suficientemente inteligentes como para respetarnos los unos a los otros.

No hay tantas reglas discriminatorias como acá. Aquí suele hablarse de igualdad, de democracia y sin embargo de eso no hay nada. Apenas el empeño, y unos cuantos legisladores con un tira y encoje que data de siglos. Es terrible la vida en este lugar.  Desespero por volver. Lo peor que he visto me aterra mencionarlo. El año en que mi nave aterrizó los científicos tenían un gran dilema ante sí. Se acercaba a la Tierra un meteorito de proporciones gigantescas. Y todos estaban seriamente alarmados. Mi gente se confundió en sus cálculos y pensó que valdría la pena salvar a este planeta. La misión salió como otras tantas. Pero, se subestimó a los humanos. Por eneiones estuvimos recibiendo señales de ellos. Pero, eran una máscara. Toda la información había sido manipulada. Nadie podía imaginar una raza tan belicosa detrás de las sinfonías recibidas o de los olores exquisitos compartidos en aquellos frascos. Ha sido un revés.

No creo que haya valido la pena emplear ni un solo enion para llegar hasta acá. 

El meteorito le causó un daño profundo a mi nave. Sin embargo, la misión fue un éxito. Salvamos a la Tierra y sus científicos siguen apuntando al 13050 como el momento en que la Humanidad se salvó de un holocausto de consecuencias impredecibles…



—¿Escribirás eso?

—Sí.

—¿No crees que sea demasiado?

—No. La gente tiene que saber la verdad. ¿Qué sentido tendría seguir obviándola?

—Ningún humano entenderá, apenas los cazadores de ovnis. Y a esos nadie ya les hace caso.

—Pero, el resto de los nuestros aquí, recibirán un mensaje fuerte y claro. Entonces, todo será diferente. Saldremos de la oscuridad.



24 horas después el editor en jefe de la EBIC, plataforma tridimensional de noticias de la realidad virtual 24 estaba muerto. Causa posible: suicidio. El Servicio de Inteligencia de la Gran Unión dirige la investigación del caso. Afuera, en la calle, cientos de pacifistas desfilan en silencio. Son los llamados cazadores de ovnis. Dicen que se filtró el contenido del editorial que estaba preparando Smith antes de quitarse la vida.

Imagen: Imagen de Pete Linforth en Pixabay

Comentarios