Buscar

martes, 14 de febrero de 2017

Pobres rosas

Las flores descansan en algún lugar
marchitas
testigos del amor que fuera un día
rescoldo y fuego
testigos silenciosos del olvido
que las confinó a la espera.
Las flores, de rojo teñida cada rosa
descansan en cualquier lugar
lejos de miradas
y las palabras
entredichas:
no entienden el lenguaje de la duda
más, sus pétalos marchitos
y ya sin color
testigos son
del amor que un día
desasosiego nos causó.
Las flores confinadas al olvido
se regalan por docenas este día
y enamorada ella
y enamorada él
pretenden en un beso
descolgar del trono
al desamor.
Pobres rosas encendidas
a dónde irán a parar
quedaran también ustedes
escondidas
del que amor juró
y olvidó
amor entregar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario