Buscar

sábado, 25 de febrero de 2017

Y tú que te escondes



Y tú que te escondes
que me amas y mientes
adónde es que vas.
Y tú que te escondes
de mi amor y tu amor
adónde es que vas.
Te llevas mis besos
y cada caricia uncida
al calor de la alborada.
Te llevas mis manos
recorriendo tu cuerpo,
mi aliento te llevas.
Y tú que te escondes
adónde es que vas.
Anoche
me rogabas un beso
me rogabas…
Di amor
adónde es que vas.
Te abrasará el recuerdo
como a mí la angustia
te abrasará la nada
como a mí el vacío
Y como yo
sin amor ni sosiego
entregarás a alguien
apenas la materia
apenas
el dolor.
Di amor
adónde es que vas.

"Llorar no cuesta" por Lázara Ávila Fernández

Sinopsis:

"Llorar no cuesta" es una novela cubana que narra con crudeza la historia de un hombre y de dos mujeres que obligados por las circunstancias se despojan de la piel para asirse a lo imposible.

Sexo, sincretismo, prostitución, violencia, desesperanza en la Cuba de los primeros años de la década del 90 tras la caída del Socialismo en Europa y durante la antesala de la Crisis de los balseros de 1994, cuando miles de cubanos se lanzaron al mar para escapar de la asfixiante situación en la que estaban atrapados.

La historia transcurre en Cuba, en el pueblo de Candelaria, aunque pudo desarrollarse en cualquier otro municipio cubano. Es un texto desgarrador que recrea una triste y compleja realidad histórica.

La corrupción, la ilegalidad en la que vive el cubano, la doble moral, el sufrimiento y la marginalidad constituyen el hilo conductor de esta obra que al decir de la autora es “una novela agria escrita en tonos grises”.
Sobre "Llorar no cuesta" los lectores han dicho:
" Aquí les muestro la referencia de una novelita, (que habré leído este sábado por la mañana).  Y por 'novelita' me refiero a su tamaño, que no a su buena calidad y tratamiento del tema. Es una lectura que nos hace sufrir. No se trata precisamente de una diversión. No es un crucero romántico ni un desfile de Chanel en La Habana. Antes al contrario, es un paseo por la Cuba de verdad; la que sufre y llora en silencio, la del Periodo Especial.  Así que no busquen en ella a la new jet set habanera, a la clase superior (...si, la de los hijos y nietos de ciertos mandatarios, que si tiene acceso a yates, a paseos lujosos, a viajes al extranjero, a la última moda de diseño). La Cuba de esta novela es la de verdad, no la que cuenta la prensa de moda. Así que si quieren acompañarme en este sufrimiento, pasen y lean".
Otro lector en amazon.es:
"Es una gran historia ,dura, que describe la realidad de un momento de terribles necesidades en la Isla. La autora demuestra gran facilidad en la descripción de cada momento y de las vivencias dolorosas y a la vez reales.Vale la pena leer su contenido,su trama,las frases idiomáticas presentes en su relato .Es un gran trabajo que creo que refleja la realidad de una vida llena de hostilidades .Lo recomiendo,es una gran obra .Enhorabuena a la autora".
En amazon.com: "Una excelente ilustraccion de la realidad cubana, pero mas que eso es una gran novela escrita exquisitamente".
Otro en amazon.com: "Con sorpresa y admiración leí esta novela que narra los años mas duros del pueblo cubano. Sorpresa por el relato tan vivido de un tiempo que todos pretendemos borrar y del que poco o casi nada se narra. Me encontré con personajes de mi propio entorno en mi pueblito natal y creció en mi la admiración por la Señora Avila, por su prosa fácil y dinámica. Llorar no cuesta hasta que no terminas la lectura, entonces si te das cuenta que tienes algo muy valioso en tus manos y nace la admiración por alguien que de seguro no era extraña en esos avatares del tiempo narrado. Me gusta el secreto y la intriga que se devela a gotas y la increíble situación que se narra. Felicidades a la escritora y los invito a leer este libro magnifico que de a seguro repercutirá en la literatura de estos tiempos. Gracias Sra Avila por el esfuerzo y el regalo!".

Una entrada diferente: Concurso #MujeresEnDigital

Llegué al mundo del lenguaje de Internet, de las redes sociales, del posicionamiento, desarrollo web y algo de SEO de manera casi ilógica. No soy para nada un nativo, más bien, soy una mujer que busca soluciones a sus necesidades y que la revolución de las nuevas tecnologías de la información la tomó un buen día por sorpresa. En 1998 ni siquiera sabía encender una computadora.

No tengo conocimientos ni de informática ni de computación. Pero, este es un mundo fascinante y una vez que te le acercas ya no te puedes desprender. Incluso, he tomado algún curso gratuito con Google, y he leído todo cuanto he podido para desde cero armar mi propio rompecabezas.

Tengo un sitio web en Weebly, otro en Atavist que me encanta (en su versión más económica) y algún conocimiento sobre Joomla y Wordpress. Además de este blog. Me las invento para hacer mis propios vídeos, mis archivos de audio... para entender a Google Analytics, a las palabras claves.

Aprender SEO (Search Engine Optimization) de verdad, mediante un curso bien planificado, no tomando de aquí y de allá, a ciegas, porque en eso se convierten las búsquedas online, en un amasijo de información que necesitas estructurar para avanzar; sería sinceramente un regalo invaluable.

Y si tiene el valor añadido de que es probable que formes parte de una iniciativa que persigue fomentar la participación de la mujer en esta área la motivación es mayor.

Gracias por pensar en nosotras.
Saludos;

Lázara  Ávila





domingo, 19 de febrero de 2017

Qué hago con tus besos



Qué hago con tus besos
si no me pertenecen.
Qué hago con la brisa
si ha escamoteado tu presencia.
Qué hago con los sueños
si de a poco partieron contigo.
Qué hago con tus besos,
qué hago con la vida
y estas mis tristezas
que como pasajeras van
sin rumbo.
Qué hago con tus besos
que al viento tiras
y mi cara no rozan.
Qué hago en la distancia
con este amor de locos
que en la mañana dice
te amo
y en la noche
lo olvidó.
Qué hago con tus besos
que no me pertenecen
qué hago con mi vida
a oscuras
y perdida.
Dime tú
dame la respuesta.
Qué hago con tus besos
que al aire tiras…
dime tú que hago yo
si mientras más te adoro
más tú me olvidas.