Buscar

lunes, 9 de enero de 2017

Te escribo



Te escribo desde el fondo para acunar las penas
en la estera verde
del holograma gris.
Hay un sinsonte que no se cansa y juega,
juega.
Un avestruz se desespera
y el viento niño me dice que no estás.

Te escribo desde el prado que apunta a la vergüenza
de los que libres mueren sin mucho más
que un dios vengativo
rezando una oración
de angustia.

Te escribo sobre una montaña helada
y hay muy poco oxígeno.
Es probable que no me leas nunca
ni que esa luna inmensa
adonde tus besos fueron
sepa de mi tristeza.

Es probable que jamás tampoco
sonrías
porque ya no existo
ni como sombra ni abrigo.
Es probable que este amor nunca haya existido
salvo en el halo loco que envuelve la mentira.

Es probable que mi mano te alcance
y tu cansado y ciego
no la reconozcas
más si mis labios te rozan
es probable que vuelvas a la vida.

Pero, te escribo desde el fondo para acunar los días
y la espera
para que no llegue a tus oídos
nada que tenga que ver conmigo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario