Buscar

domingo, 27 de noviembre de 2016

¡Pena…!

Tristeza en tu mirada
y soledad de viento
atrapado sobre la estepa.
¡En eso te has convertido!
en gente triste que carga su pena
sobre el abismo del sinsabor
y los recuerdos.
Más, no siento pena…
He curado mis heridas a fuerza
de tiempo
nostalgia
y alguna que otra lágrima.
He curado mis heridas
a contra corriente
en noches de insomnio
y desbocado dolor.
He curado mis heridas
sobre la palma de mis manos
diciendo adiós a todo
lo que me recuerde tu nombre
o tus mentiras.
Tristeza en la mirada
y soledad de viento
atrapado sobre la estepa.
Dolor de algunos
dolor de muchos
o acaso el tuyo.
Llevas sobre tus hombros
la carga agreste de la mentira
y sobre tus labios
el triste agravio de este mi olvido.
Dolor, dolor
que te aprisiona y mata.
¡Pena…!
no siento pena.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario